jueves, 29 de marzo de 2012

Carta escrita por Ángel (Padre de Hugo)

Hola Mercedes,
Soy Ángel, el padre de Hugo GH 12+1, y esposo de Carmen.
Me dirijo hoy a ti a través de este medio, pues no sé cuál utilizar para dar a conocer unos sentimientos que me machacan una y otra vez estos días tras la última gala de GH (lunes 26/03/12). 
Siguiendo la norma de contar hasta 10 para no cometer locuras, te aseguro que lo he hecho, y no pocas veces he pasado un día y dos noches contando y contando, pero no puedo más que expresar mis sentimientos y hacértelos llegar para que tú se los transmitas a quien creas conveniente: ya sean responsables de Tele5, programa Gran Hermano o Zeppelin, ignoro a quien le puede interesar mis sentimientos, posiblemente a nadie.
Antes de nada, agradecerte profundamente que en la gala del pasado 26 pusieras algo de cordura ante tanto despropósito. ¡¡GRACIAS EN MAYÚSCULAS!! pues de no haber sido por ti, la cosa hubiera sido mucho peor. 
Sigo dándole vueltas a la última gala de GH, día de las ¿visitas? para los familiares de los concursantes, y sigo profundamente indignado con el trato recibido por Carmen. 
Vuestra cadena que difunde y se hace eco de grandes campañas solidarias como la donación de órganos, el 112 e incluso defiende a la mujer, como no debería ser de otra manera, cómo puede permitir que se maltrate psicológicamente a una madre cuya única intención es visitar a su hijo con el que no se relaciona desde hace dos meses. Sí, he dicho bien, MALTRATO PSICOLÓGICO, que no se puede enmascarar detrás de la etiqueta “esto es un juego”, “así está la tostada”. Señores, si esto es un juego darme las normas de este juego antes de salir de mi casa con la ilusión de ver a mi hijo, y ya veré yo si me apetece jugar o no. Y si éste es un juego, ¿por qué cada jugador tiene unas normas diferentes y todos tienen el derecho de ver a sus familias mientras que a uno de ellos se le priva de este derecho? Podréis decir que ¡bueno, al final lo vió¡ Sí, pero el daño ya estaba hecho. Sabéis por activa y por pasiva que Julia no quiere jugar a este juego y aun así alimentáis el morbo y las ilusiones de un chico encerrado en la casa. Que sepáis que Julia, a día de hoy, sigue queriendo y esperando a Hugo, pero que no desea salir en TV, ¿tan difícil es esto de entender? Es más, deberíais daros cuenta que, a pesar de su juventud, da muestra sobre todo de una gran dignidad y de ser fiel a unos valores que están por encima de cualquier dulce que se le pueda ofrecer.
Carmen, como habréis tenido ocasión de comprobar por pequeñas intervenciones en TV es una mujer alegre, divertida, amante de su familia, y de sus hijos, a la que nunca en los mas de 30 años que la conozco había visto en el estado en el que la vi el lunes por la noche. ¡No hay derecho! no podéis llegar y destrozar a una persona metiéndola en una habitación diciéndole que va a ver a su hijo y minutos después decirle que todo se ha acabado… y todo esto amparado por un equipo de psicólogos que en teoría cuidan de la salud mental de nuestros hijos. 
A día de hoy, hemos recibido mucho apoyo de nuestras familias, amigos, vecinos, y hasta de gente que no conocemos de nada, cosa que agradezco enormemente, pero se me parte el corazón al comprobar que cada vez que alguien nos recuerda el triste acontecimiento, todavía y a fecha de hoy , Carmen se entristece y se le saltan las lágrimas. ¿Cómo un día que tendría que haber sido el feliz día de las Familias se ha convertido en el traumático día de una familia? 
Ángel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario